Buscador de contenido Catolico

jueves, 1 de julio de 2010

Asesoramiento y Acompañamiento.

Bookmark and Share  Desde el contraste de las diversas experiencias, y como resultado de las discusiones y aportes de todos los involucrados, se concluyó que el Asesoramiento no es lo mismo que el Acompañamiento. Si bien el último forma parte del primero, no obstante el Asesoramiento es solamente Acompañamiento.


Se define Acompañamiento como el proceso mediante el cual se camina junto al joven en su proceso de crecimiento en la fe. Esta tarea, a pesar de ser parte de la labor del Asesor, también puede ser realizada por un agente externo al grupo juvenil, y es la labor esencial de un director espiritual o del encargado de hacer seguimiento al proyecto de vida del joven.

Asumiendo la definición del CELAM (1995, 275) sobre asesor de pastoral juvenil y realizando el aporte específico de los presentes autores, se define Asesoría como el ministerio encargado por la Iglesia de acompañar los procesos de educación en la fe de los jóvenes, de manera tal que la vida del grupo juvenil sea un claro anuncio de los valores del Reino de Dios.

Comparando las dos definiciones se observa que, en cuanto al seguimiento de los procesos de la fe, el Acompañamiento realiza su tarea de forma individual, con cada caso, mientras que la Asesoría se mueve entre lo individual y lo grupal. Por otra parte, la Asesoría tiene una finalidad bien concreta, que es asegurar la presencia de los valores del Reino de Dios en medio del grupo juvenil.