Buscador de contenido Catolico

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Acompañamiento: apostolado para las personas que sufren

Pretende manifestar el amor de Dios Misericordioso a quienes sufren por enfermedad o pérdida de un ser querido con más paz, madurez y sentido


Los beneficiarios del apostolado son el matrimonio, el esposo o la esposa católicos que sufren de manera sorpresiva:

• porque un hijo(a) o su cónyuge padece una grave enfermedad o accidente, o
• porque ha muerto un hijo(a) o su cónyuge, son también beneficiarios los matrimonios o cónyuge que aún declarándose no católicos desean ser apoyados.

El apostolado pretende otorgar bajo la inspiración del Espíritu Santo el dar y manifestar el amor de Dios Misericordioso a través de actos de acompañamiento que le permitan a los beneficiarios afrontar su sufrimiento por enfermedad o pérdida de un ser querido con más paz, madurez y sentido, mediante las siguientes acciones:

• Comprensión y empatía amorosa: “Estoy contigo”
o Disponer de material para oración y lectura
• Oración contigo, por ti, tu familia y por tu ser querido

De manera que:

• Para los beneficiarios que tienen fe, ésta se acreciente nutriendo la esperanza en la vida eterna y así recobrar la paz interior y el verdadero sentido de la vida.

• Para los beneficiarios que no tienen fe, esperamos que esta experiencia de amor fraterno despierte – con ayuda del Espíritu Santo- el deseo de recibir la fe.

En síntesis, acompañamos con actos de amor fraterno para ayudar a las personas que sufren a recuperar el sentido de la vida, a encontrar un ¿para qué? más que un ¿por qué?.

Buscamos la anuencia voluntaria de la persona que sufre. Somos respetuosos de su libertad de respuesta. Actuamos con humildad, paciencia y disponibilidad respetando el momento y los tiempos personales.

Es perseverante, nos mantenemos constantes en el propósito, respetando la forma, el momento y los tiempos.

Es responsable, cuando identificamos necesidades en las que no estamos preparados para ayudar, lo decimos y las canalizamos adecuadamente.

El apostolado Acompaña está constituido por grupos independientes de voluntarios bajo la tutela de un coordinador general de dicho grupo. Cada grupo define su área geográfica de trabajo o cobertura, generalmente ligada a la zona de influencia de una parroquia, barrio o colonia. Es allí donde el voluntariado es capaz de ofrecer todos los servicios de acompañamiento.

Cada grupo de Acompaña para realizar de manera más efectiva y eficiente la creación y la entrega de servicios de acompañamiento, ésta organizada en equipos de voluntarios especializados en cada tipo de servicios de acompañamiento, estos equipos son llamados unidades de servicio de acompañamiento. Cada uno de estos equipos esta liderado y administrado por un Coordinador de la unidad. Los ambitos de los servicios de Acompaña son de carácter humano y espiritual